Traficantes de Coplas

¡Ay Cádiz cuna del carnaval! ¡Ay Cádiz fiesta de la libertad! ¡Ay Cádiz que le están haciendo a tu carnaval!

Hoy quiero hablar mordiéndome la lengua un poquito y solo sacando las uñas una mijita. Y es que si saco las uñas del todo no iba a ser agradable.

Comenzaré por una frase que nos cantó ‘OBDC la vida es bella’: «trafican con tus oles». Es de estas frases que oyes y en ese momento no te das cuenta de la gran razón que tiene. Y es que tengo la sensación de que aquellos que mueven y pretenden mover los hilos de esta bendita fiesta, al final trafican con nuestra afición, con nuestros aplausos… Pero no sólo con eso; se trafica con las letras, la música, con el trabajo de tantos y tantos autores y componentes del carnaval que nos regalan su trabajo durante muchos meses para uso y disfrute de, ¿el aficionado?

Sí, me lo pregunto. Y me lo pregunto porque ya no me queda muy claro quién disfruta de todo esto.

Comencemos por el principio. Las colas del Falla, del estadio o de donde sea que vendan las entradas para el COAC. Noches enteras haciendo cola de aficionados (ole ustedes) para conseguir una o dos entradas para vivir tu pasión. Una pasión que venden con un % bajo de entradas porque hay que cumplir con amigos, patrocinadores y demás que llenarán un Gran Teatro o un ambigú repleto de postureo y fotos de yo he estado allí.

Y cuando acaba el concurso y el carnaval empieza su gira aparecen los “promotores” de grandes eventos carnavalescos. Estos que ponen y quitan agrupaciones de carteles, que cancelan eventos cuando no está claro que ellos puedan ganar dinero, que avisan a las agrupaciones un día antes de cancelar.

Pero lo que me parece más grave, de peor gusto y sobretodo de tener muy poca vergüenza es lo que hacen aquellos carnavaleros desde asociación, que paran desahucios de autores lo cuál me parece genial, pero que a la mínima que tienen la oportunidad anteponen sus preferencias, sus privilegios y convierten esta mi Querida fiesta en un beneficio poco común y más personal, bueno más que personal es esto de “por mí y por todos mis compañeros y por mi primero”.

Y digo yo. Ya está bien señores, basta ya. Comerciáis con nuestros oles, con nuestra pasión, con las agrupaciones, con los autores, con lo que os da la gana levantando al mismo tiempo la bandera de yo peleo por el carnaval. Dando golpes de pecho en entrevistas en las que decís pelear por un colectivo sea de autores, de componentes, de coristas, de la cantera… De lo que queráis. Peleais por una fiesta que nos estáis matando, sí que luego que si las cuentas anónimas, que si los fanáticos, pero no os equivoquéis la fiesta la matáis desde dentro, desde esta maldita lucha que tenéis en la que prevalecen los intereses propios a los comunes, en la que cada día hacéis o proponéis cosas tan de luchar por el carnaval como eso de que las preliminares mejor fuera del Falla, porque claro un autor de preliminar es menos autor que uno de cuartos, es esa segunda división que debe pelear el triple de los de primera. Porque el Falla debe ser un premio. Claro que sí, un premio al trabajo de más de 6 meses que tienen esas agrupaciones que consideráis de segunda, que para acercarse a las de primera dedican más horas, más tiempos de ensayo, más tiempo de escribir, más tiempo en hacer una música. Claro que sí y el premio de todo ese esfuerzo es el Falla.

Y luego los cuartetos, ay los benditos cuartetos que tantísimos grandes momentos nos hacen vivir a los aficionados, ellos yo ya no sé si pensáis que son de segunda, de tercera o ya ni tienen división. Que por perder ya este año han perdido hasta el privilegio de ser cabeza de serie. Ellos también los sacamos del teatro. Claro, ¿para qué va a ir un cuarteto al teatro?

Pero claro las cuentas anónimas nos cargamos el carnaval, ustedes no ¿verdad? Sin apoyar a la cantera, sin apoyar a las agrupaciones de base, esas que se quedan en preliminares y que pretenden buscar un hueco, sin apoyar a los autores que huyen de problemas, así y sólo así se defiende el carnaval.

Discriminando modalidades, no apoyando a la cantera, y sin apoyar a aquellos que hacen de esta fiesta de la que mamáis y mangáis lo que es.

Pues nada, seguid así, que lo estamos haciendo perfecto, le estamos dando a esta fiesta la promoción y la importancia que tiene.

De verdad, os lo he dicho muchas veces, quizá demasiadas: dejad de miraros el ombligo, dejad de pensar que es lo mejor para vosotros, respetad a los autores, a los componentes, a los coros, a las comparsas, a los cuartetos, a las chirigotas, al aficionado, al autor, a la gente que viene de fuera, a los que lo viven desde dentro. Abandonad las peleas por defender cada uno vuestros propios derechos y lo que queréis para vosotros mismos y sentaros de una puta vez a pensar en el carnaval. En la Fiesta del carnaval, en cómo nació esto y en qué lo habéis convertido, en que es lo mejor para la fiesta de la libertad, en qué es lo mejor para el carnaval, pero para todos, desde ese autor que con un grupo de niños quiere sacar su agrupación hasta ese primer premio que en cualquiera de sus modalidades. Por una vez olvidaros qué es lo mejor para cada una de las modalidades y pensad qué es lo mejor para todas en conjunto, olvidaros de infantiles, juveniles y adultas y pensad qué es lo mejor para todos.

Solo cuando dejéis de miraros cada uno vuestro ombligo y peleéis todos a una os daréis cuenta que el CARNAVAL es la fiesta más grande que existe, solo cuando tengáis la visión de un aficionado que ama esta fiesta, que la disfruta y que la vive como un todo, desde que se abre el telón en la primera sesión hasta que se cierra en la final, desde que comienza el sábado de carnaval hasta el carnaval chiquito, desde el carnaval chiquito hasta un lunes de agosto en un pueblo de la Sierra. Solo cuando veáis el carnaval como un todo y dejéis de verlo como una comparsa, una chirigota, un cuarteto o un coro, entenderéis que tenéis entre manos la fiesta más maravillosa del mundo. Y entonces y solo entonces peleareis por ella, sin dar la vergüenza ajena que dais ahora, sin peleas absurdas, sin tiraros mierda unos a otros, entonces habréis aprendido a pelear y a luchar por el Carnaval.

Poneros a ellos señores porque estáis convirtiendo el carnaval en algo que resulta cada vez menos atractivo. Ahora mismo sois traficantes de coplas.

Firmado: Diana Pardo “La Gata del Paraíso”

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
error: Lo sentimos, el contenido está protegido.