MI EXPERIENCIA CARNAVALEA

Recuerdo cuando salió lo de carnavalea, no lo veía claro y no entendía realmente que podría aportar al carnaval irse a comer con los autores, o irse a dar una vuelta con ellos por Cádiz. Pero vivir en Madrid, estar tan lejos de cualquier evento de carnaval y de cualquier cosa relacionada con el mismo hace que en cuanto te dan la oportunidad de disfrutar de una experiencia de carnaval te apuntes la primera y quieras vivirla. Y así fue como cuando me enteré que traían Carnavalea a Madrid empecé a echar cuentas y a cuadrar fechas para ver a qué eventos podría ir y con que autores podía disfrutar unas horitas.

He vivido 3 Carnavaleas aquí en Madrid, supongo que en cada ciudad será un poco distinto pero lo que yo os voy a contar son mis sensaciones, mis vivencias con 3 autores. Tino Tovar, Jesús Bienvenido y Antonio Pedro Serrano “ El Canijo”.

CanijoEl primero al que asistí fue el de “El Canijo”, tengo que reconocer que siento debilidad por Antonio como persona antes que como carnavalero, siempre me ha parecido alguien muy cercano.

Lo primero que te encuentras cuando llegas a su Carnavalea es al Canijo saludando a todos y cada uno de los asistentes. Un saludo, dos besos, una conversación, una recepción en toda regla que hace con todos los que van a vivir con él ese momento. Una vez metidos en faena y con el tipo de Fiona puesto comienza su relato. Podríamos pensar que nos contaría su historia sólo pero no, el Canijo te habla de sentimientos, te habla desde el corazón de su paso desde el minuto uno por el carnaval. Y te habla de los suyos, de aquellos que forman parte de su chirigota, de una manera especial. Y es que cuando alguien pone el corazón en lo que hace la manera de contarlo sale de la misma manera, desde el corazón. Y así entre anécdotas, pasodobles y algún cuplé trascurre el encuentro en el que el Canijo te trae, su historia, sus vivencias, su grupo, sus amigos y te lo hace todo cercano. Una cercanía que hace que su historia y su agrupación se te quede grabada.

BienvenidoMi segundo Carnavalea fue con Jesús Bienvenido, yo lo denominaría el técnico musical. Todos conocemos las agrupaciones de Bienvenido, y todos sabemos que una de sus señas de identidad es que hace música con cualquier cosa que puedas imaginar. Además hay algo que caracteriza a su comparsa y es la forma de sonar. Es una comparsa que suena a grupo, completamente empastada, en la que tan sólo sobresalen algunas voces en momentos puntuales. Un grupo que suena a la Comparsa de Jesús Bienvenido. Y cuando vives esta experiencia junto a él. Cuando te explica como son esos primeros ensayos, cómo entra el tenor, y le acompaña la segunda y cómo la octavilla adorna un pasodoble. Y de pronto ves como se construye un pasodoble paso a paso, desde la guitarra, a cada una de las voces. Y te das cuenta que esto de meter un pasodoble no es llegar y venga vamos a cantar. Te da la medida de que esto de hacer carnaval es mucho más que una letra y una música, que es un trabajo de magos en el que cada nota, cada voz y cada sonido debe ir en su sitio. Y de pronto te ves cantando “Me han dicho que el amarillo” y como instrumentos musicales unos vasos con agua. Y la música se hace protagonista. Hay algo que Jesús hace como nadie es llevar estilos musicales diferentes a cada una de sus creaciones. Todo tiene su hueco, su por qué y todo forma parte del carnaval de Cádiz. Y el 3×4, “ese 3×4 que es un 4×4 para el resto de los humanos”. Y con todo ello te da la medida de cómo hace una agrupación Jesús, cómo la trabaja, y sobretodo algo que viéndole sobre un escenario es muy importante, cómo la disfruta, cada nota, cada letra, y cada instrumento que mete no es sólo una genialidad, es disfrutar de hacer las cosas distintas, pero siempre con su sello, el sello que lleva la Comparsa de Jesús Bienvenido.

tinoMi tercer encuentro de Carnavalea fue con Tino Tovar. Tengo que reconocer que era el evento que más me desconcertaba y al que fui más a la expectativa. Y de pronto me encontré con un Tino que comienza su encuentro con el origen de todo esto. Con el primero, con la esencia de la comparsa, del carnaval y lo hace con Paco Alba (Sí, Señor Martín debería haber hablado con él antes de escribir su popurrí y le sorprendería lo clarísimo que tiene Tino quién creo la comparsa y sobretodo de donde viene y quienes son los autores y las coplas que le han influido para ser hoy quien es). Y así con sones de Paco Alba y Paco Rosado, al compás de Los Fígaros y los Cubatas comienza a contarnos Tino su historia, un repaso desde sus orígenes, a sus admirados en el que también aparece Pedro Romero, un repaso cantado. Y comienzan a salir las anécdotas, las historias que construyen la historia de cada pasodoble, de cada idea y de cada comparsa de las suyas, de las de Tino Tovar. Y el punto de realidad, porque si tuviera que catalogar a Tino sería “basado en hechos reales” y es que cada letra tiene un por qué, no sólo un cómo. Quizá por eso Tino es el poeta, la sensibilidad y la realidad. Desde aquella Botica a los Gadiritas, un repaso a través de sus pasodobles, una historia cantada de momentos vividos por Tino. Aderezados por preguntas de los asistentes sobre el por qué de algunas letras. Historias contadas en primera persona, desde aquella comparsa que no sintió suya al escucharla hasta cada una de las que han hecho a Tino Tovar el poeta de la comparsa. Si tuviera que definirle como autor siempre he dicho que Tino es el que te pone los pies en la tierra, el que evoca con cada una de sus letras noticias de los periódicos, situaciones vividas o no con las que es muy fácil sentirse identificado, historias que se reconocen y en las que somos capaces de reconocer a los protagonistas. Historias que protagonizan personas. La realidad en sus pasodobles, y en su música. Una música que le da un giro cada año, una música que envuelve las letras y la historia de una manera increíble, y que forma parte del sello de Tino Tovar.

Como veis tres encuentros, tres historias contadas de manera muy diferente, tres autores, tres personajes carnavaleros a los que Carnavalea acerca, a los que convierte en persona. La cercanía, el contar en primera persona sus letras, el cantarlas con ellos, saber cómo y por qué nacen es el espíritu de Carnavalea. Conocerles, saber cómo hacen sus agrupaciones, tenerles cerca y poder disfrutar de ellos en primera persona es una experiencia que no se olvida. Y es que el carnaval que parece distante desde un tablao, desde un escenario se acerca a un pequeño local. Y lo sientes muy de cerca, lo sientes mucho más tuyo, más cercano, más para ti.

Cuando empecé a escribir esto revisaba los videos y las fotos y en cierto modo dudaba si subirlos. Pero creo que esto no hay que verlo, hay que vivirlo y disfrutarlo. Yo os animo a todos a que lo hagáis porque cada carnavalea es nuevo y cada Carnavalea te va a tocar el corazón de una manera distinta y especial.

Gracias a Carnavalea, a los autores por su cercanía y aquellos que acompañan a los autores porque en cada carnavalea nos ponéis el alma, el corazón y vuestra historia encima de la mesa. Por muchos carnavaleas y muchos encuentros con aquellos que hacen esta fiesta que amo.

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
error: Lo sentimos, el contenido está protegido.